19 May

¿Qué implica la desescalada?

Vuelta a la normalidad de manera progresiva


La desescalada es un proceso que nos ha sorprendido casi tanto como el confinamiento. Durante este tiempo nos hemos centrado sobre todo en nuestro autocuidado y en el cuidado de las personas de nuestro alrededor. La responsabilidad sigue siendo el denominador común de todas las acciones que llevemos a cabo durante esta nueva fase que terminará en la recuperación de la normalidad.

 

Qué ganamos recuperando nuestras rutinas

Básicamente, estabilidad. Cuerpo y mente se acostumbran a una serie de actividades físicas y mentales para mantener sus niveles de actividad. El brusco parón que ha supuesto el quedarse en casa nos ha desubicado, alterando el funcionamiento habitual de nuestro organismo. Por esta razón la desescalada significa volver a aquellas cosas que forman parte de nuestra vida y que quizás, no las dábamos la suficiente importancia, pero que ahora echamos tanto de menos como tomarse un café o hablar con los amigos cara a cara.

 

Qué perdemos con el regreso a la normalidad

¿Es posible que la recuperación de nuestra vida habitual nos suponga una pérdida? Sí. Principalmente, porque también vamos a perder un tiempo precioso en el que hemos desarrollado nuestra creatividad, hemos mejorado la comunicación y diálogo con las personas con las que convivimos e incluso hemos desarrollado nuevas aficiones o recuperado otras olvidadas con el paso del tiempo.

 

Cómo reaccionamos ante la desescalada

En ocasiones, es posible que experimentemos una reacción de euforia, de recuperación de la libertad perdida, o a veces, miedo. Es conveniente saber manejarnos de manera responsable para no dejar caer en saco roto las nuevas costumbres que hemos adquirido. Si hemos recuperado el gusto por la lectura, por la cocina o por cualquier otro tipo de actividad, es muy recomendable que lo incorporemos a nuestra rutina habitual aprovechando el fin de semana o algún día libre que tengamos. Nos seguimos cuidando.

 

Cómo salir a la calle de nuevo. Técnicas de coaching

Ser responsable es sinónimo de cumplir con las reglas del juego compartidas en cada fase. Cuando se dé por terminada la desescalada, ojalá hayamos incorporado la rutina de dilucidar cuando es imprescindible usar mascarilla o algún otro protector y mantener la distancia interpersonal en todo momento. Esta nueva forma de salir a la calle y relacionarnos con otras personas vendrá facilitada por nuestra propia actitud. Si ésta es abierta a los cambios, nos ayudará a adaptarnos y con el tiempo será más sencillo. Sin embargo, si nos centramos en las dificultades, en la rabia, en las limitaciones, etc., será una ardua tarea.

La importancia de las técnicas de coaching

Contar con unas técnicas de coaching personalizadas y con el apoyo de un psicólogo coach puede ser de utilidad ya que nos permitirán afrontar nuestra nueva vida de forma más adaptada. En tiempo de crisis es útil centrarse en los propios recursos activados y en los cambios realizados al fin y al cabo, es lo que nos ayuda a salir adelante con bien. La desescalada puede ayudarnos a confirmar que hemos aprendido a protegernos mejor y a ser personas más responsables y empáticas.

 

Sabemos que la situación no es fácil por eso ponemos toda nuestra experiencia y conocimiento en ayudarte, proporcionándote las herramientas para hacer frente al nuevo día a día, contáctamos sin ningún tipo de compromiso.

 

¡Gracias!

 

Psicología y Coaching PS|CO

 

David Gilling, Psicólogo y Coach senior, PS|CO

related posts

LEAVE A COMMENT