¿Cómo surge la terapia cognitivo conductual?

La terapia cognitivo conductual es un tipo de terapia psicológica que engloba una serie de técnicas que han sido ampliamente probadas por la ciencia para tratar una amplia variedad de síntomas psicopatológicos y se aplica en múltiples trastornos mentales y del comportamiento. Este tipo de psicoterapia nace a partir de las corrientes psicológicas del conductismo y la psicología cognitiva. La primera surgió en Estados Unidos a principios del s. XX y la segunda, en el mismo país en los años 50-60 del mismo siglo. Al provenir de estas dos corrientes psicológicas, cuenta con una base científica muy sólida y su efectividad está ampliamente demostrada.

La terapia cognitivo conductual

terapia cognitivo conductual

Un proceso de terapia cognitivo conductual consta de tres partes bien diferenciadas:

 

  • Evaluación

En primer lugar, debemos conocer la problemática por la que se acude a la consulta, y su alcance. Consiste en una serie de entrevistas que, en algunos casos, se complementan con tests psicológicos. Entre sesiones se pueden pedir “hojas de autorregistro”, para concretar los problemas que surgen en la vida diaria.

 

  • Devolución de hipótesis

Una vez recogida y organizada la información, compartimos con la persona y planteamos un plan de acción.

 

  • Tratamiento

Dependiendo de cada problema concreto, escogeremos diferentes técnicas para abordarlo en base a su efectividad.

Clásicamente, algunas de las técnicas que se utilizan desde este tipo de terapia están más basadas en el conductismo, como por ejemplo, las relacionadas con la superación de fobias. La desensibilización sistemática es un buen ejemplo de ello. Otras técnicas están basadas en la parte más cognitiva, como la terapia racional-emotiva de Albert Ellis y las psicoterapias cognitivas de Aaron Beck, que se centran en cambiar las distorsiones cognitivas por pensamientos e ideas sanos. La terapia cognitivo conductual sigue avanzando, y se han creado las llamadas terapias de tercera generación, centradas en la persona, como la Terapia de Aceptación y Compromiso o el Mindfulness.

Si quieres descubrir todas las ventajas que puede aportar este tipo de terapias a tu vida, no dudes en contactar con nosotros.

¡Estás a tan solo un paso de vivir una vida plena y feliz!