18 Oct

Mi motor interno

Es común que muchos de nosotros nos sintamos desmotivados por cualquier cosa, pero…  ¿sabemos de dónde surgen nuestros motivos?

 

De dónde surgen mis motivos


En muchas ocasiones simplemente nos movemos porque una corriente que no controlamos nos lleva según su capricho, como si fuésemos una barca que se ha quedado sin combustible y no puede navegar hacia el destino programado, estamos a la deriva. Aunque pueden ser muchas las razones por las que nos hemos quedado sin combustible, imaginemos que fue un descuido.

En cambio, cuando navegamos con la claridad de ir a algún destino, preparamos el viaje.

Veamos cómo esta simple metáfora nos puede ayudar a responder la pregunta que nos hemos planteado. El combustible que ayuda a mover la barca representa nuestros motivos. Al preparar nuestro viaje tuvimos que considerar el trayecto que deseábamos cubrir y llevar el combustible necesario.

 

⸺ Cómo vamos por la vida ⸺

Esta breve metáfora nos hace pensar cómo vamos por la vida: con nuestro destino claro, o vamos a la deriva. Los motivos que nos llevan a viajar están claros y podemos imaginar esa energía que será necesaria para alcanzar nuestro destino.

Pensemos un momento en estas preguntas:

  •  · ¿Quién soy, quién deseo llegar ser?
  •  · ¿Qué tengo ahora y que me gustaría llegar a tener?

Podemos responder de forma ligera o vana, pero os invito a una reflexión profunda. Para ello, primero Observad las siguientes ecuaciones y buscad lo que realmente deseáis; tal vez no sea tan sencillo responder rápidamente:

a · Deseo SER – SOY = Lo que me falta para llegar a SER

b · Quiero TENER TENGO = Lo que me falta para llegar a TENER

El resultado es lo que nos hace falta, y este es el motivo que nos lleva hacia eso que deseamos o queremos. Son Nuestros verdaderos motivos, los que generan el movimiento para conseguir poco a poco eso que nos falta. Por lo tanto ¿tengo claro lo que quiero?
Y es de ahí de donde surge nuestra motivación, de nuestro interior. En muchas ocasiones nos parece que la motivación ha de venir del exterior, fuera de nosotros.

Muchas veces caigo en frases como:

Psicología y Coaching PS|CO

• En casa no hay un ambiente que me motive a seguir adelante
• En la escuela no tengo motivos para estudiar esa materia
• Mi novio se ha ido y esto me deja desmotivada
• En el trabajo mi jefe no se fija en mi esfuerzo y por ello he perdido la motivación a hacerlo bien
• Me faltan amistades que me motiven a salir y divertirme
• Etc., etc., etc…

En estos casos estoy poniendo la responsabilidad de mi falta de motivación en los otros y esto me deja sin poder hacer mucho pues si ellos no cambian yo no podré hacer nada, estaré esperando ese cambio de ellos del exterior. Esto me genera dependencia e impide que avance.

En cambio, cuando asumo que soy yo quien ha de hacer algo para conseguir eso que me permitirá alcanzar lo que deseo o necesito, avanzo.

· Te invito a pensar en tus motivos actuales, en lo que deseas ser y lo que quieres tener. Eso es justamente lo que te motivará para realizar un plan de acción para conseguirlo.
Para cualquier duda que te surja, cuenta con nosotros.

related posts

LEAVE A COMMENT