17 Nov

¿Qué significa cuidarse? (Cuando cuido a un familiar enfermo)

Esta es una de las preguntas que me suelen hacer algunas personas que atiendo en el hospital, personas que acompañan y se preocupan por su familiar ingresado/a, por lo habitual, mujeres de cierta edad, aunque no todas.

En este post, me gustaría poder responder a esta pregunta, en el contexto de ser la cuidadora o el cuidador principal de una persona enferma.

 

Empecemos con un caso

Voy a describir una viñeta que sucedió en un espacio común del hospital hace unos años. Una mujer mayor me preguntó, en tono tranquilo y amable, tras la visita en la habitación:

“Disculpe, me ha dicho antes que me cuide, mi doctora (médico de familia) también me lo dice”, “¿qué significa cuidarse? ¿me lo podría explicar, por favor?”

Estas dos preguntas las hizo con un tono emotivo. La invité a sentarnos y hablar.

Ya sabía que el marido tenía serias limitaciones tras una larga enfermedad, con una vida bastante dependiente. Más tarde me enteré de que llevaban juntos desde jóvenes, tenían varios hijos, que se interesaban y preocupaban, tenían nietos.

“Claro que vienen a casa y me dicen también que me cuide, ¿cómo les voy a molestar si yo no hago nada?”

“Yo no hago nada”

¡Cuántas veces lo habré oído! No me suelo creer que la persona que convive y se encarga de cuidar a alguien enfermo/a no haga nada. Investigas y en muchos casos, el peso recae sobre ella, aunque tenga ayuda (de terceros, de alguien más de la familia…), y se ocupa además de muchos otros quehaceres de la casa y familia, dejando su autocuidado para más tarde. No es nada raro que esta frase sea seguida por la siguiente…

“Él / Ella es lo importante ahora”, “yo ya me cuidaré”

Vale, concedido en parte… para nada en su totalidad. Hablemos.

Más que hablar, escucho. Me entero de trozos de historias y entreveo qué puede estar ahí entorpeciendo los cuidados. Porque sí, cuidarse es importante y permitirse cuidarse (y que te cuiden) también.

Pregunta: Realmente, ¿cuál es el verdadero problema al abandonar los propios cuidados?

Respuesta: La salud.

 

La salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1992, definió la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. En cada caso, se lograría un “grado máximo de salud”, considerado como “uno de los derechos fundamentales de todo ser humano, sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”.

En cualquier momento de la vida, cuidarse significaría acercarnos a ese “grado máximo de salud”, obviamente adaptándonos a las circunstancias que toquen vivir. Es cierto que la vida personal y familiar cambia al hacernos cargo de otra persona. También es cierto que, si no moderamos nuestras respuestas, nos estresaremos y desgastaremos y que se agravará con la cronicidad, con graves repercusiones para nuestra salud.

 

No cuidarse afecta negativamente a la salud

Cuando somos cuidadores principales de personas con enfermedades crónicas, discapacitantes o que requieran cuidados especiales y nos unen vínculos familiares o afectivos, es habitual que nuestro cuidado pase a segundo término y se produzcan distintos estados de estrés. Encajaría en el nuevo diagnóstico: “Factores psicológicos que influyen en otras afecciones médicas” del Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales de la Asociación Psiquiátrica Americana, DSM-5.

Estamos hablando de factores que no son físicos, sino psicológicos, conductuales o emocionales que propician afecciones médicas, las mantienen o las empeoran. También pueden interferir en su tratamiento como, por ejemplo, tomarse mal la medicación recetada, no seguir con las visitas médicas de seguimiento o con las pruebas solicitadas, etc. Como consecuencia, la salud empeora y puede sobrellevar, en algunos casos, asistencia médica urgente o amenazas a la vida.

En todo caso, el riesgo para la salud aumenta y no es deliberado. En estas circunstancias, el autocuidado es esencial para conseguir ese “grado máximo de salud” y prevenir enfermedades.

Me he encontrado con mujeres que, al no cuidar su descanso y no ir a las citas de rehabilitación, han acabado con serios problemas de espalda. Otros, que se les ha agravado un problema cardiaco preexistente al llevar una deficiente alimentación y no tener en cuenta las señales tempranas. Otros…. La lista puede ser larga.

En PS|CO estamos interesados en aumentar tu autocuidado en cualquier situación comprometida y más aún en temas que implican a la familia y a la salud. ¿Qué crees que significa cuidarse? ¿Tienes identificado lo que entorpece tu autocuidado y bienestar? Te ofrecemos nuestras sesiones de psicología de la salud, orientación y counselling . Te escuchamos.

 

-Y ahora también te ofrecemos nuestros servicios de manera online

 

¡Gracias!

Psicología y Coaching PS|CO

Psicología y Coaching PS|CO

Maite García, Psicóloga clínica y Coach, PS|CO

related posts

LEAVE A COMMENT